Retrofitting

¿Que es el retrofitting?

El retrofitting  lo podemos definir como la reforma o renovación de equipos, máquinas o sistemas. Es una práctica moderna, efectiva y con un costo inferior al de una nueva adquisición. No se trata de una simple reforma, sino de modernizaciones, puesto que la evolución tecnológica se traduce en diversos beneficios:

  • Incremento de la productividad
  • Reducción de los períodos de inactividad
  • Reducción de los riesgos
  • Recursos de programación más simples
  • Garantía de eventuales piezas de reposición por un largo período
  • Posibilidad de integración en red
  • Retorno rápido y seguro de inversión

Teniendo en cuenta las anteriores ventajas, los cuadros eléctricos, son susceptibles de retrofitting, ya que en numerosas ocasiones, debido al desgaste y al paso del tiempo, un cuadro eléctrico necesita una adecuación, modernización o actualización  con las nuevas tecnologías vigentes.

Estas actualizaciones, pueden ser  de tipo eléctrico, electrónico, de programación, o simplemente estético. Suelen estar motivadas, en la mayoría de los casos, por la obsolescencia de los repuestos, y en menor medida por la necesidad de añadir nuevas opciones a los cuadros eléctricos o hacerlas compatibles con nuevos módulos en una línea de producción.

Los costes de nuevos equipos hacen que cada vez más clientes se planteen, una vez terminado el periodo de amortización de sus equipos, el retrofit de las mismos añadiendo además mayores prestaciones, nuevas aplicaciones y mejores sistemas de seguridad adaptándolos además a las nuevas normativas.

Para el retrofitting de cuadros eléctricos, son necesarios unos medios, infraestructuras, conocimientos y experiencia que no están al alcance de cualquier empresa.

En el retrofitting se mantienen las características principales de los equipamientos, eliminándose desgastes, reponiendo piezas damnificadas, efectuando nueva pintura, reevaluando ítems de seguridad y, sobre todo, sustituyendo los componentes electroelectrónicos y accionamientos obsoletos por otros de última generación.

El coste que supondría la nueva adquisición de un nuevo equipo, se podría paliar en parte, y en numerosas ocasiones, con una renovación y adecuación de los equipos obsoletos o dañados.

El retrofitting es la alternativa ideal para empresas que necesitan mantener sus equipamientos fiables, modernos y productivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *